sábado, 28 de enero de 2012

Escapé


Los mapas me rodean lentamente,
me sofocan los vocablos en portugués
que llegan entre canciones en español
e inglés, como el té
que chorrea la pava rota sobre
la mesada rebosante de vida de hormiguero.

La batucada que palmeo
junto a los lennon cercanos
me recuerdan que este trabajo
esta changa, medio mal paga, que parece
no tener fin,
me está haciendo doler la cabeza,
la batucada de mis auriculares sube la intensidad,
se va a dormir y la realidad
me golpea con una de hard metal fines,
Nitghwish me recuerda que no tengo un ángel
que me cuide de estas explotaciones laborales.

Un comodín saco de mi manga
el pantalón se apresura a escapar
por la derivada de la tangente;
ahí viene la jefa a mentirme otra vez,
cobro y huyo detrás
de mis pantalones inteligentes:
-¡Vuelvan! -grito yo.
-¡Ni en pedo, quédate vegetando y con dolor vos. A nosotros no nos cagan más! -Replican ellos.
Me detengo en seco,
los miro huir en dirección de mi casa,
como las palomas, siempre vuelven
al closet del amo.
Camino y me olvido
de mi desventura,
mando todo a la mierda y me voy
silbando a la playa.



Publicar un comentario