sábado, 15 de marzo de 2008

Compartiendo el dolor

Hace unos días fallecio el padre de un amigo, y yo lo cuento a él como más que un amigo, como un "hermano" y bueno, espero Mariano, que no te ofenda esto... Esto nacio Dotor Pendón, en homenaje a vos y a tu viejo, Ricardo. Ya sabes por cualquier cosa, ¡LLAMA! aunque estemos lejos...

Que poco podemos hacer,
cuando la vida se nos esfuma
..........................................de las manos.
Que poco parece importar,
......................................la vida, hermano.
Y como duele el recordar,
.......................................esos momentos felices.
Como se lo que es esto,
comparto tu dolor, Mariano,
y espero que cada día
.................................estes un poco mejor.
Que recuerdes a tu viejo
y sonrias,
..........como seguro el hacía,
.........cuando te veía.
(Si necesitas una mano, hermano,
no dudes en pedirla
.............................aquí estare esperando,
por si necesitas ayuda para quitarte
....................................................ese sabor amargo).
Publicar un comentario