jueves, 24 de enero de 2008

Acrata

Acrata

Veo las dulces parejas pasar,
y me acurruco en mi rincón, del mundo,
en la penumbra,
en la oscuridad de la noche,
sigo mi viaje, ¿sin reproches?
En la oscuridad absoluta,
he encontrado luz.
Soy como los antiguos chamanes mayas,
un Acrata que comprendió,
que en la oscuridad solo hay luz,
que en las sombras, protectoras,
se puede vivir.
Soy un ser fuera de este mundo,
quien siente como los demás
pero que desde las sombras
nadie lo oye llorar, su lágrima eterna.
Soy un guerrero de las sombras,
un caminante de la noche,
alguien que ha hallado luz en la oscuridad,
un chaman maya, un Acrata,
un anarco de corazón;
a quien el amor ha llevado a protegerse
en las sombras de la noche
buscando quien comparta
la sabiduría de la luz en la oscuridad.
¿Quién se atreve?
Publicar un comentario