lunes, 8 de octubre de 2018

Ya salió Orwelliano


La poesía da batalla

Dijo el poeta vasco Gabriel Celaya “en el poema debe haber barro, con perdón de los poetas poetísimos. La Poesía no es un fin en sí. La Poesía es un instrumento, entre otros, para transformar el mundo”. Como Celaya y los poetas sociales de la España franquista o los poetas chicanos del Texas del mismo período, Juan Miguel Idiazabal es un ferviente creyente de éste credo: “La poesía es un instrumento para transformar el mundo”. La poesía es un instrumento para a través de sus efectos generar los cambios en las conciencias que luego se movilizaran para cambiar el mundo en el que vivimos para mejor pregona la poesía cargada de balas de tinta de Idiazabal. En Orwelliano, su octavo libro, el poeta marplatense despliega todo su arsenal para dibujar una realidad que duele y sangra.
Noah Tavlin explicó en una charla TED que orwelliano es un término que se utiliza para describir a una sociedad, que puede ser democrática o totalitaria, en la cual el lenguaje es usado deliberadamente de forma enrevesada y cargada de eufemismos políticamente correctos para nublar el raciocinio de la población con el fin de controlarla más fácilmente. Todo esto ocurre hoy en día, sólo basta mirar las publicidades que nos venden las cosas y comportamientos correctos; los medios que simplifican y polarizan la realidad; y la internet que nos vomita toda la información que todo el mundo comparte como si fuera la única verdad. Este uso engañoso y manipulador del lenguaje es lo que torna un país o una sociedad en orwelliana, y allí es donde Idiazabal pone su lente. La Argentina vive un complejo proceso de crisis que desde los políticos hasta los medios nos venden como simple. Una crisis que no es culpa de nadie sino del vecino quien a su vez le echa la culpa al vecino anterior. Idiazabal con su prosa directa y sin tapujos nos señala que, si bien la realidad en la cual estamos inmersos siempre tiene un lado B, también tiene un lado C uno D y así hasta el lado Z y nosotros los lectores de esta compleja red de relatos debemos abrir los cinco sentidos para que no nos vendan gato por liebre.
Orwelliano comienza con definiciones de conceptos necesarios para entender de qué va este poemario social, y una cita del infame personaje de Los Simpsons, Bob “Patiño” que habla de destruir un medio utilizando él mismo. En el prólogo escrito por el historietista y guionista Juan Carlos Quattordio, este afirma “Orwell tejió el holograma de las posverdades y la opresión con precisión quirúrgica… estoy constantemente vigilado, soy ubicable. El poder me ve por cámaras, oye lo que digo, lee lo que escribo, sabe quién soy y cómo pienso. Nada de esto me asusta. Orwell me lo advirtió… No tenemos a Orwell, pero tenemos a alguien que sabe preparar sus recetas. Tengan cuidado, todes podemos ser el plato principal.” A partir de ahí, Idiazabal nos sirve treinta y seis recetas distribuidas en las casi 80 páginas impresas en papel ilustración de alto gramaje que hacen a su nuevo libro. En ellas, habla de temas tan variados como el aborto, las violaciones, las desaparecidas por trata de blancas, el mundial de Rusia 2018, el de fútbol para ciegos, las tumbas de soldados desconocidos en Malvinas, la masacre de Luna Roja. Estos y otros temas sociales y políticos que se encuentran a la orden del día con los avatares de vivir en un país tan complejo como herido están presentes en la poesía de Idiazabal como puede verse en este fragmento: “…las chicas se pasean en una vitrina, / los patovas miran todo de reojo, / los que vienen seleccionan a las chicas / quienes pasan dicen sus nombres / una caricia / una sonrisa / un beso / un piropo coronado por un “papi”, / eligen como en el catálogo de Avon, / pagan efectivo…”
El lenguaje inclusivo es también tema de este poemario, pero de manera práctica. Idiazabal concibió y escribió los poemas de Orwelliano usando metódicamente y de manera consciente el lenguaje inclusivo. Su uso es un manifiesto de cómo esta práctica bien usada no sólo no entorpece la lectura, sino que la hace fluida. Idiazabal sostiene “lamentablemente tanto quienes desean imponer el lenguaje inclusivo a la fuerza cuando hablan en los medios, como los periodistas en general hacen una burla del mismo al utilizarlo erróneamente. Cómo se configura y utiliza el lenguaje influye en nuestra forma de ver el mundo y es por eso que el cambio propuesto por el lenguaje inclusivo, aunque difícil de aceptar, puede ser una puerta.”
El periodista Gerardo Burton dice en la contratapa de Orwelliano: “sus poemas se ordenan como mosaicos en un muro de crítica al sistema: crónica, relato, sátira, pero sobre todo poesía de urgencia… Caen los disfraces, las máscaras no alcanzan cuando la poesía desteje el revés de la trama y queda el vacío. Cierto, la poesía atraviesa tiempos aciagos, se mantiene en pie en lo ancho de la noche y espera, espera. Es que, si el sistema acorrala y encadena la existencia a la intemperie, hay poesía como ésta, para el abrigo.”
El escritor uruguayo Washington Efraín Chazarreta dijo al respecto de la escritura de Idiazabal: “sus poemas son un llamado de atención al que todos debemos prestar atención pues como dice Juan Miguel en uno de ellos: “… La realidad se receta/sigue su rumbo/devorando millinials insegures/les titiriteres sonríen macabres/se frotan las manos manchadas de sangre/sólo que no lo presumen por internet…” Cada vez que lo leo o lo escucho recitar a Juan me gustaría tener 60 años menos para acompañarlo a hacer la revolución, algo tiene su forma de escribir que enciende mis pasiones más oscuras y me encanta esa sensación de vitalidad que me aflora.”
El poemario de Juan Miguel Idiazabal puede leerse con el mate en la mano como cuando se escuchan las noticias en la tele o la radio. En apariencia parece una lectura liviana como hacer ver las noticias en el muro de Facebook, pero el lector atento encontrará que como con las noticias hay más de una verdad por descubrir.

PRESENTACIÓN:
           
            Juan Miguel Idiazabal presentará su poemario social Orwelliano en el marco de la 14º Feria del Libro Mar del Plata Puerto de Lectura el viernes 12 de octubre a las 21 horas. La presentación contará con la participación del artista plástico y ex-detenido-desaparecido Ricardo Alfredo Valente quien charlará con Idiazabal sobre su obra y de Orwelliano en especial. Luego de la presentación Idiazabal firmará ejemplares, los mismos podrán adquirirse allí mismo. O lo encargan al autor a través de su página de Facebook: https://www.facebook.com/Juan-Miguel-Idiazabal-Escritor-328645831032079/ o en el stand de la FLIA durante la Feria del Libro Mar del Plata Puerto de Lectura 2018 o en la Prosa Mutante o en cualquier lado que veas al autor pregúntale y no te quedes sin tu ejemplar.


Tapa de Orwelliano @Juan Miguel Idiazabal

Publicar un comentario