lunes, 10 de enero de 2011

María Elena Walsh (1930-2011)


Falleció una de las más grandes escritoras argentinas de este y del siglo pasado. Adiós MARÍA ELENA WALSH (1930-2011). Qué pibe o grande en la Argentina puede decir que no escuchó alguno de sus poemas escritos o en canciones. Yo sí, me gustaban, más ahora de grande que descubrí su obra para adultos que es maravillosa. Hoy mi mundo se sacude, la perdida es muy alta para aquellos que nos llamamos escritores pues aunque no la conociéramos más que por sus escritos se nos fue una compañera, una maestra, una admiración, una luz en la luna, una vanguardista, una poetisa... todo esto y más...

Hoy perdieron a su mamá el brujito de Gulubú, La vaca estudiosa, La pájara Pinta, La reina Batata, Mono Liso, La familia Polillal, Los ejecutivos, Pepe, la Cigarra, la Monja de la bicicleta y Manuelita, entre otros. Aparte, desapareció la reina y señora del Mundo del Revés y del País del Nomeacuerdo. Igual no la vamos a olvidar, seguro que generaciones de argentinitos y latinoamericanitos a por nacer disfrutarán de las genialidades de María Elena Walsh. Su obra es inmortal como el recuerdo de quienes crecimos escuchándola.


Allá se va cantando como la cigarra,
a viajar y
...............a descansar
por el Mundo del Revés
parada en el País del Nomeacuerdo.

En la estación de su tren
FANTÁSTICO FANTASIOSO MÁGICO HERMOSO
la esperan
...................... banderas
.............................................pancartas
...............................................................bandas
también la esperan sus más famosos hijos e hijas:
el brujito de Gulubú, La vaca estudiosa, La pájara Pinta, La reina Batata, Mono Liso,La familia Polillal, Los ejecutivos, Pepe, la Cigarra, la Monja de la bicicleta y Manuelita.

Algún día volvera a visitarnos
María Elena con su prosa y canto
algún día recobraremos la sonrisa
el día que alguien desempolve sus memorias
y cantemos todos juntos otra vez:

"Había una vez un bru, un brujito en
Gulubú
a toda la población
embrujaba sin ton ni son.

Pero un día llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacunaluna lunalú.

La vaca de Gulubú
no podía decir ni mú.
El brujito la embrujó
y la vaca se enmudeció.

Pero entonces llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú.

Los chicos eran todos muy bu,
burros todos en Gulubú.
Se olvidaban la lecció
no sufrían de sarampión.

Pero un día llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú.

Ha sido el brujito el ú,
uno y único en Gulubú
que lloró, pateó y mordió
cuando el médico lo pinchó.

Y después se marchó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú." (María Elena Walsh)

Adiós y hasta luego
eterno resplandor de una mujer inmortal
que merece más monumentos calles funerales
que muchos próceres muertos.

Caen las nubes a buscar
un ángel nuevo
se abre el imaginario popular
para que ella vuelva a volar
vino de otro mundo
hermoso y-real

invierno en verano
los niños-niñas que aun somos
lloran por su poetiza favorita

adiós la saluda Manuelita
desde su Pehuajó natal
sonríe la tortuguita
porque su mamita
se fue de viaje
a un lugar hermoso
volvió a su casa en la luna
para seguir creando
Publicar un comentario