domingo, 2 de mayo de 2010

Revelación familiar...

Ya bien lo sabemos en mi familia,
la sangre no sólo es más espesa que el agua,
sino también que los problemas, las riñas,
las piñas, las locuras, los dilemas, y los planteos
es mucho más espesa que el verde dinero...
vaya sí lo sabremos...

(dedicado a mi flia)
Publicar un comentario