lunes, 13 de octubre de 2008

Nuestro destino

Cruel destino,
que nos acerca y nos aleja.

Como barco a la deriva voy,
buscando la luz de tu alma.

Buscando ese hermoso jardín
que escondes tras el negro de tus ojos.

Me acerco lentamente,
pero tu nunca dejas de correr.

Cruel destino,
que nos aleja y nos acerca.

Cruel destino,
que no quiere que pares de correr,
para que pueda atracar
y así sacarte a pasear
por los jardines infinitos de tu ser.
Publicar un comentario